27.9.06

Haru Hana

Nombre: Haru Hana
Tomos: 3

Autora: Yuana Kazumi
Revista: Asuka
Año: 2003-2005
Editorial Japonesa: Kadokawa Shoten
Editorial en España: Planeta

Argumento
Hana se ha trasladado a Tokyo para continuar sus estudios y practicar con el violín. Así, comienza su nueva vida viviendo en casa de su hermana mayor, pero en su primer día de instituto no todo resulta como ella esperaba. Para empezar, llega tarde, pillando a un chico y una chica en dudosa posición en la enfermería, luego, tropieza nada más atravesar la puerta de clase llamando bastante la atención.
Por la tarde su hermana le anuncia que va a trabajar en un local de masajes como chica de la limpieza, donde además trabaja el chico de la enfermería, Haru, quien disfruta bastante chinchándola continuamente.
Y si no tenía ya suficiente, nuestra protagonista sufre una fuerte urticaria en la piel cada vez que un chico la toca, algo que le parece muy interesante al mencionado Haru.


Haru Hana es la obra más extensa hasta la fecha de la singular Yuana Kazumi, y la que supone su alejamiento del género fantástico para introducirse por primera vez en el género de la comedia romántica.
Sin embargo, no se olvida de dejar en este manga un leve rastro de magia, camuflado bajo el conjunto de la música que toca la protagonista con el violín y la destreza para aplicar masajes de Haru. Juntos crean una atmósfera de paz en los momentos en los que ejercen su oficio dentro del local de relajación, punto de unión de todos los personajes y escenario esencial de esta serie.
El toque cómico y humorístico está presente a lo largo de toda la historia, dando lugar para los momentos serios cuando corresponde. No obstante, acaba cayendo en la repetición al basarse una buena parte de él en la extraña e inoportuna urticaria de Hana y en sus continuos altercados con Haru, hechos que permanecen inalterables a pesar de la paulatina profundización de la trama. Ello termina por convertirlos en recursos fáciles de intención chistosa sin lograr su objetivo por ser de introducción forzada en algunos momentos donde no vienen a cuento.
Cada personaje tiene trazado un perfil definido al que se ciñe durante los tres tomos de la obra, exceptuando algunos cambios positivos en los protagonistas, los únicos en cuya personalidad y evolución ahonda la autora. Tanto Hana como Haru pecan de ser unos protagonistas con una actitud demasiado testaruda. Quizá sea eso precisamente lo que los haga encajar de alguna manera el uno con el otro y de hacer que resulten una pareja interesante.
La trama y el ambiente en si de la serie son en todo momento de sencillez y espontaneidad, dejando claro que la funcionalidad de la obra es meramente de entretener y distraer al lector. Va profundizando imperceptiblemente, con el apoyo de nuevos personajes, hasta llegar a la parte más oscura y reflexiva de toda la obra: el confuso y doloroso recuerdo que marcó a Haru hasta el punto de perder la memoria.
El peculiar dibujo de Yuana Kazumi resulta encajar bastante bien con un manga realista y ligeramente bizarro como éste, tras haber sido sus obras predecesoras de estética fantástica. Las ilustraciones a color en acuarela son su punto fuerte, logrando una bella sensación de dulzura y paz.
Se nota que es la primera obra costumbrista de esta autora en esos pequeños fallos que entorpecen la narración en varias ocasiones, como recurrir excesivamente al mismo gaje cómico.
La edición es la habitual de Planeta con papel reciclado, una buena resolución e impresión y tomo cosido. Tiene de negativo el haber algunos pequeños errores de expresión en la traducción y el ofrecer un precio caro en concordancia con la calidad de la edición.
Haru Hana se resume como una comedia romántica de fácil y rápida lectura teniendo como principales temas la amistad y el amor por las virtudes del ser humano. No desagradará a quien busque disfrutar de un rato agradable y de una historia humilde.